Gracias por formar parte de nuestra comunidad! En breve estarás recibiendo todas nuestras novedades.
X Cerrar
Blog > Moda
Moda

Cómo organizar el guardarropa según tu estilo/perfil

Compartir en:
Cómo organizar el guardarropa según tu estilo/perfil

Aprovechar el tiempo en casa para arreglar el armario es una excelente manera de conocer mejor la ropa que tenés, separarla de una manera que haga tu vida diaria más fácil y aún así dejar espacio para nuevas prendas mientras elimina las que ya no usa. Aunque no hay un solo tipo de organización que se adapte a todos los artículos; cada uno debe acomodarse de manera que aproveche al máximo el espacio y conserve el atuendo durante más tiempo. Si deseás un armario más armónico sin renunciar a la practicidad, el secreto es crear sistemas que sean fáciles de mantener, que no requieran mucha dedicación y sean funcionales. Para ayudarla, te contamos los detalles para organizar closets y armarios de acuerdo a diferentes necesidades. ¡Revisá nuestros tips!

Para aquellos con mucha ropa, organizar el armario es clave

Para aquellas que tienen mucha ropa, la clave es organizar el armario para maximizar el espacio disponible y mantener todo organizado para saber dónde encontrar lo que está buscando. El primer paso es ordenar todas las prendas para que puedas comprar nuevos artículos sin perderse en la ropa y los accesorios que ya no usás. Otro tip es almacenar ropa de fiesta, ropa de invierno o que por alguna otra razón no se usa en la vida cotidiana. Una técnica ampliamente utilizada que puede ayudar es separar las prendas por tipo para encontrar rápidamente lo que necesita.

- Para que su colección de pantalones ocupe menos espacio, una buena opción es colgarlos estirados verticalmente en perchas con broches, para que puedas ver bien las diferencias entre cada pantalón al elegir;

- Para aquellas que tienen muchas prendas con un propósito específico, como pijamas y ropa deportiva, lo ideal es mantenerlas juntas en el mismo cajón y usar divisores organizadores para mantener todo en su lugar;

- En el caso de quienes tienen muchos vestidos, es importante tener cuidado de que una tela no termine enganchada a la otra. Un secreto de los expertos es cubrir los más especiales con una funda, bolsa protectora o tela para reducir la fricción;

- Los suéteres y sacos pueden ser muy delicados para las perchas tradicionales, así que elija los que están forrados en tela o guarde estas prendas dobladas en cajones, canastos o cajas de organización;

- Si tenés una gran colección de zapatos, la mejor manera de organizarlos es en los estantes, siempre insertando un par hacia adelante y el otro hacia atrás. De esa manera, puede ver bien cada par y ocupar menos espacio en el estante;

- Para joyas y accesorios para el cabello, apostá por cajas transparentes y accesorios para facilitar la visualización de las piezas;

- Organizá las carteras colgándolas en un estante o en ganchos para que no se amontonen. Las más pequeñas, como billeteras y clutches, se pueden almacenar en bolsas de tela para evitar rascarse.

La mejor manera de organizar el armario si sos metódica

Incluso aquellas a quienes les gusta mantener todo en su lugar pueden tener dificultades para organizar el armario. Con la ropa siempre circulando, siendo usada y lavada, y los artículos nuevos que llegan cada vez que compra, necesitás tener un sistema definido para saber dónde almacenar cada uno y no dejar que se acumule nada, lo que sería una verdadera pesadilla para las perfeccionistas. Un buen consejo para quienes siguen este perfil metódico es apostar por un esquema de organización que sea visualmente más uniforme y pulido, para crear una atmósfera de limpieza y cuidado. Para esto, podés usar perchas iguales para toda la ropa, apostar por cajas y cestas para almacenar ciertos artículos sin apilarlos en un estante, pegar etiquetas y usar divisores organizadores en los cajones para saber qué hay en cada uno y doblar todo igual para estandarizar y crear una apariencia clean. Con estos pequeños cambios, ya se sentirás mucho mejor cuando abras el armario por la mañana para prepararse.